CALILA Y DIMNA


Libro

ORÍGENES:

Proceden muchas fábulas y apólogos, aquí insertos, de libros religiosos indios como el Panchatantra (S. III a.C.), el Mahabharata (S. III a.C) o los Vedas (S. II a. C.)

Está escrito en sánscrito Calila y Dimna. En el 750 d.C. será traducido al árabe por Abdalá Benalmocaffa. Habrá que esperar al S XIII para que el rey Sabio lo traslade al castellano.

Calila y Dimna está compuesto por un conjunto de apólogos, fábulas, alegorías y parábolas.

TÍTULO DE  LA OBRA:

El título procede del nombre de dos personajes animales (chacales) que aparecen, curiosamente, sólo en las partes V y VI, capítulos 1 y 2. Éstos representan la infidelidad y la traición.

ESTRUCTURA:

  1. Una primera unidad en la que se mencionan los autores, ya sean reales o ficticios, y se concreta su finalidad didáctica.

Engloba las partes:

I. Preámbulo.

Se cita al filósofo Paydeba, cabeza de los bracmanes, como autor de este libro de sabiduría dedicado para el rey de la India Dibxalim. Paydeba solicitó que no se sacase este libro de la biblioteca nunca; pero con el paso del tiempo, el rey Cosroes le pidió a Burzuit que se lo llevase a Persia. y así lo hizo.

II. Misión de Burzuit en la india.

Se comenta que Burzuit se hizo con el libro gracias a una amistad que trabó allí en Persia, y lo tradujo del sánscrito al persa. Como recompensa, le demanda al  rey Cosroes que se le permita añadir una parte en esta obra con su biografía.

III. Biografía de Burzuit por Buzuryumbur Benalbujtukán.

Este personaje es un médico reputado caracterizado por un comportamiento ejemplar y despreocupado por el mundo material. Dirigió su vida hacia una senda espiritual ascética, pero no se decantó por ninguna religión concreta.

IV. Exposición del libro que Abdalá Benalmocaffa puso en lengua árabe.

Abdalá nos explica la finalidad “doceo et delectare” del libro.

2. La segunda unidad supone el cuerpo narrativo. Se desarrolla la obra directamente. Está constituida por el conjunto de apólogos, parábolas, fábulas (proverbios sometidos a una “amplificatio”) con su moraleja que se intercalan a modo de “matrioshkas”. Pretenden orientar nuestra conducta hacia la prudencia, la templanza o la sabiduría.

Todos los capítulos guardan su cohesión a través de la apertura de todos los capítulos con la petición del rey Dibxalim a Paydeba de que le ejemplifique un proceder posible sobre determinado tema que aquél mismo le propone; y se cohesionan, además, por su intención moral.

V. Capítulo 1: El león y el buey.

El rey el pide a Paydeba que el cuente cómo una tercera persona puede enemistar a dos amigos. Se incluyen los siguientes relatos:

  • El anciano con tres hijos.
  • El león y el buey.  (Capítulo este en el que aparecen Calila y Dimna y quejerarquiza este capítulo)
  • El mono del carpintero.
  • El zorro y el tambor.
  • El apólogo del ermitaño.
  • El cuervo y la serpiente.
  • La garza y el cangrejo.
  • El conejo y el león.
  • Los pescadores y los tres peces.
  • La chinche y la pulga.
  • El ánade y el lucero de la luz.
  • El adive, el chacal y el cuervo contra el camello.
  • La marea y el chorlito.
  • La tortuga y los dos ánades.
  • Los monos, el pájaro y la luciérnaga.
  • El hombre estúpido y el mendaz.
  • La sierpe, la garza y la comadreja.
  • Las ratas que comen cien minas.

VI. Capítulo 2: Inquisición sobre Dimna.

El rey Dibxalim le pide a paydeba que continúe la historia de Calila, Dimna y el león, en la que presente las excusas de Dimna y su castigo.

  • La mujer que se entregó al siervo.
  • El médico sabio y el médico ignorante.
  • El labrador y las dos mujeres.
  • El halconero y la mujer del sátrapa.

VII. Capítulo 3: La paloma collarada.

Paydeba, después de la petición de Dibxalim, cuenta una historia sobre hermanos bien avenidos.

  • La paloma collarada, el ratón, la gacela y el cuervo.
  • El ratón, el ermitaño y el huésped..
  • La mujer que cambia el sésamo descascarillado por el sésamo entero.
  • El castigo del lobo.

VIII. Capítulo 4: Los búhos y los cuervos.

Los cuervos y los Búhos

Paydeba ejemplifica una historia sobre los enemigos en los que no se puede confiar y en la posibilidad de que surja una reconciliación con el enemigo.

  • Los búhos y los cuervos.
  • El conejo que afirmaba que la luna era suya.
  • El conejo, el pardillo y el gato garduño.
  • La banda que consiguió quitarle el chivo a un ermitaño.
  • El ladrón, el comerciante y su mujer.
  • El anacoreta que se salvó del ladrón y del demonio.
  • El carpintero que juzgó falso lo que veía.
  • La ratita a la que ofrecieron casarse con el sol.
  • La serpiente vieja y el rey de las ranas.

IX. Capítulo 5: El mono y la tortuga.

Paydeba relata cuentos sobre algo que se necesita y luego se pierde. “Conservar algo es más hacedero que conservarlo”.

  • El mono y la tortuga.
  • El pollino sin orejas ni corazón.

X. Capítulo 6: El asceta y la comadreja.

El rey Dibxalim solicita un cuento sobre la gente impulsiva e irreflexiva.

  • El asceta y la comadreja.
  • El anacoreta que derramó por la cabeza la manteca y la miel.

XI. Capítulo 7: El ratón y el gato.

Paydeba cuenta la historia de un hombre que tiene muchos enemigos, logra zafarse de ellos y se amista con alguno.

  • El ratón y el gato.

XII. Capítulo 8: El rey y el pájaro Fanza.

El rey Dibxalim le pide a Paydeba que, en este caso, transmita una historia sobre personas con algún pleito de sangre pendiente y que deben guardarse del oponente.

  • El rey y el pájaro Fanza.

XIII. Capítulo 9: El león y el chacal asceta.

Paydeba cuenta el apólogo del rey que rehabilita a alguien que castigó sin tener culpa.

  • El rey y el pájaro Fanza.

XIV. Capítulo 10: La leona, el arquero y el chacal.

Paydeba cuenta el relato de aquel que daña a alguien y las consecuencias que se derivan, y cómo el daño le previene de ser injusto.

  • La leona, el arquero y el chacal.

XV. Capítulo 11: Ilad, Bilad e Irajt.

Paydeba trata el tema de la benignidad y sus beneficios sobre el poder real.

  • Ilad, Bilad e Irajt.
  • La paloma macho y la hembra.
  • El mono y las lentejas.

XVI. Capítulo 12: El ermitaño y su huésped.

Sobre quien deja un trabajo seguro y tranquilo por otro desconocido.

  • El ermitaño y su huésped.
  • El cuervo que quería andar como una codorniz.

XVII. Capítulo 13: El peregrino y el orfebre.

Comenta Paydeba el caso de aquel que hace favores fuera de lugar y espera que se agradezcan.

  • El peregrino y el orfebre.

XVIII. Capítulo 14: El hijo del rey y sus compañeros.

Recomienda paydeba mesura, porque la fortuna y el poder divino pueden más que la inteligencia, el trabajo y la hermosura.

  • El hijo del rey y sus compañeros.
  • El peregrino y las abubillas.

XIX. Capítulo 15: Mihráis, rey de los ratones.

Le pide el rey Dibxalim que  ejemplifique cómo identificar un buen consejero y sus beneficios.

  • Mihráis, rey de los ratones.
  • El rey del Nilo, su ministro y la cavidad de la montaña.
  • El asno que fue por cuernos y salió sin orejas.

XX- Capítulo 16: Las garzas y el zarapito.

Paydeba cuenta la historia de la traición entre amigos.

  • Las garzas y el zarapito.
  • El mono y los sesos de la serpiente.
  • Los gatos que vencieron al lobo.
  • El ratón que no creyó al gato que hablaba lealmente.

XXI. Capítulo 17: La paloma, el zorro y el airón.

Por último, el rey Dibxalim le pide que le cuente una historia sobre aquel que aconseja a los demás, pero no lo sabe hacer a sí mismo.

  • La paloma, el zorro y el airón.

Calila y Dimna

ALGUNOS PROVERBIOS:

  • “El agua que cae en la roca sin cesar acaba horadando la piedra más fuerte, así la palabra con el ser humano”.
  • “El hombre cae dos veces en la misma piedra”.
  • “A las personas se las conoce en las desgracias; al que es leal, en el dar; a los hermanos, en las calamidades; a la familia, en la miseria”.
  • “Las heridas que hace la lengua no se curan, y los tajos que da son irreparables”
  • “Todo lo ardiente tiene algún contrario que lo apague: para el fuego, el agua; para el veneno, el antídoto; para la pena, la resignación; para el amor, la separación. Sin embargo, el fuego del rencor nunca se extingue”.
  • “El rencor nunca cesa de buscar razones, tanto como el fuego necesita leña”.
  • “La persona que tiene una llaga en la planta del pie debe curársela si quiere caminar”.
  • “Lo que das recibirás”
  • “La persona que se contenta y se da por sastisfecha vive descansada; mientras que la codiciosa y ávida vive cansada e inquieta”.
  • “Lo que descompone la benevolencia sólo lo compone la prudencia”.
  • “Lo que no quieras para ti no lo quieras para los demás”.
  • “El prudente no se apesadumbra por tener poco, pues el dinero es el entendimiento y sus obras no pueden serle arrebatadas”.
  • “Personas con las que conviene ser amigo:capaces de sentir, capaces de dar”.
  • “El poderoso es a imagen de la vid, que no trepa por los árboles más altos, sino por los que tiene a su alcance”.
  • “El que llama a la puerta del poderoso es el que ha perdido el reparo, soporta la humillación, contiene su ira y es amable con todos”.
  • “El que no afronta el miedo, tampoco logra el deseo”.

Fragmento de la obra. Alegoría del que pasa de un peligro a otro.

Et busqué ejemplo e comparación para ello, et vi que semejan en esto a un home que con cuita e miedo llegó a un pozo e colgóse dél, e trabóse a dos ramas que nacieran a la orilla del pozo e puso sus pies en dos cosas a que se afirmó e eran cuatro culebras que sacaban sus cabeza de sus cuevas; et en catando al fondón del pozo vio una serpienta la boca abierta para le tragar cuando cayese, et alzó los ojos contra las dos ramas, e vio estar en las raízes dellas dos mures, el uno blanco e el otro negro, royendo siempre que non quedaban; et él pensando en su facienda e buscando arte por do escapase, miró a suso sobre sí, e vio una colmena llena de abejas en que había una poca de miel et comenzó a comer della, e comiendo olvidósele el pensar en el peligro en que estaba, et olvidó de como tenía los pies sobre las culebras e que non sabía cuándo se le ensañarían, nin se le membró de los dos mures que pesaban de tajar las ramas, et cuando las hobiesen tajadas que caería en la garganta de la serpienta. Et seyendo así descuidado e negligente acabaron los mures de tajar las ramas, et cayó en la garganta del dragón et pereció. Et yo fice semejanza del pozo a este mundo que es lleno de ocasiones e de miedos; e de las cuatro culebras a los cuatro humores que son sostenimiento del home; et cuando se le mueve alguna dellas es le atal como el venino de las víboras o el tósigo mortal. Et fice semejanza de los dos ramos a la vida flaca deste mundo, et de los mures negro y blanco a la noche e al día, que nunca cesan de gastar la vida del home; e fice semejanza de la serpienta a la muerte, que ninguno non puede escusar; e fice semejanza de la miel a esta poca de dulzor que home ha en este mundo, que es ver, e oír, e sentir, e gostar, e oler, e esto le face descuidar de sí e de su facienda, e fácele olvidar aquello en que está et fácele dejar la carrera por que se ha de salvar.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo APUNTES LITERATURA, LIBROS RECOMENDADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s