Archivo mensual: octubre 2012

LA PARÁBOLA DEL PERRITO.

Un cazador va al África y lleva consigo su perrito foxterrier para no sentirse solo. Un día, ya en África, el perrito, persiguiendo mariposas, se aleja de su amo y se extravía. Cuando lleva un buen rato vagando solo por la selva, ve a lo lejos una pantera enorme que se le acerca a toda carrera con la intención evidente de devorarlo. El perrito piensa rápidamente qué puede hacer: ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos. Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

– ¡Ah, qué rica estaba esta pantera que me acabo de comer!

La pantera lo escucha y, frenando en seco, gira y huye despavorida, mientras piensa: «caramba con el perrito salvaje, por poco me come a mi también».

Un mono que andaba trepando en un árbol cercano y que había presenciado toda la escena, sale corriendo tras la pantera para contarle cómo la había engañado el perrito… Pero el perrito alcanza a oír al mono chivato. El mono le cuenta a la pantera lo que había visto y ésta, muy enojada, le dice al mono: «súbete a mi espalda y vamos a buscar a ese perro sinvergüenza, a ver quién se come a quién». Y salen corriendo a toda velocidad a buscar al foxterrier. El perrito ve a lo lejos que vuelve la pantera, ahora con el mono chivato encima. « ¿Y qué puedo hacer ahora?», se pregunta. En lugar de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto. Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

«Maldito mono mentiroso… ¡Hace media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no ha aparecido!»

Moraleja: en los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento (Albert Einstein).

2 comentarios

Archivado bajo RELATOS