QUEVEDO DESHAUCIA A GÓNGORA


Se produjo una extraña coincidencia  o premeditada mala voluntad por parte de Quevedo. Éste compró una casa en la que, curiosamente, vivía Góngora en Madrid, en el Barrio de las Letras, esperando que Góngora alguna vez no pagase su mensualidad. Por cierto, hoy en día se llama C/ de Quevedo. Góngora tenía una gran afición al juego y, por eso, cayó en el impago en 1625. Quevedo fue cruel y lo echó definitivamente sin escrúpulos, a pesar de que Góngora tuviera 64 años y padeciera una enfermedad. Al final, regresó a su Córdoba querida y natal, donde moriría dos años más tarde. Por si no fuese poco, Quevedo se reía de la casa de su enemigo diciendo que, una vez expulsado éste, tuvo que desinfectar la casa para desgongorizarla.

Quevedo no se conformó con esto, pues llegó a tal punto su fiereza que le dedicó un epitafio satírico, sabiendo que su rival aún no había muerto:

Este que, en negra tumba, rodeado
de luces, yace muerto y condenado,
vendió el alma y el cuerpo por dinero,
y aun muerto es garitero;
y allí donde le veis, está sin muelas,
pidiendo que le saquen de las velas.
Ordenado de quínolas estaba,
pues desde prima a nona las rezaba;
sacerdote de Venus y de Baco,
caca en los versos y en garito Caco.
La sotana traía
por sota, más que no por clerecía.
Hombre en quien la limpieza fue tan poca
(no tocando a su cepa),
que nunca, que yo sepa,
se le cayó la mierda de la boca.
Éste a la jerigonza quitó el nombre,
pues después que escribió cíclopemente,
la llama jerigóngora la gente.
Clérigo, al fin, de devoción tan brava,
que, en lugar de rezar, brujuleaba;
tan hecho al tablarejo el mentecato,
que hasta su salvación metió a barato.
Vivió en la ley del juego,
y murió en la del naipe, loco y ciego;
y porque su talento conociesen,
en lugar de mandar que se dijesen
por él misas rezadas,
mandó que le dijesen las trocadas.
Y si estuviera en penas, imagino,
de su tahúr infame desatino,
si se lo preguntaran,
que deseara más que le sacaran,
cargado de tizones y cadenas,
del naipe, que de penas.
Fuese con Satanás, culto y pelado:
¡Mirad si Satanás es desdichado!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ANECDOTARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s