EL MANIERISMO LÍRICO ESPAÑOL. FERNANDO DE HERRERA


Segunda mitad del siglo XVI. El Renacimiento.

La palabra procede de la expresión “a la manera de…”, en el caso de la poesía que nos atañe: “a la manera de Petrarca”.

Ni los estudiosos se ponen de acuerdo en qué consiste con seguridad y cuáles son sus límites.

Podemos definirla como una actitud estética que busca la explotación última de los recursos típicos del Renacimiento. Su máximo representante es Fernando de Herrera. Ya desde Cetina a Herrera se observa un cambio. Se busca la complejidad intelectual de las formas renacentistas. Este procedimiento culminará a finales del siglo XVI y principios del XVII y precipitará el surgimiento del Barroco. Este es el punto intermedio entre el Renacimiento y el Barroco.

Características:

-El Manierismo se produce por el exceso de intelectualismo e individualismo.

– El pluritematismo.

-Búsqueda de la dificultad impuesta: se acomoda la expresión poética a un esquema compositivo previo.

-Uso abundante de cultismos.

-Estructura sintáctica latinizante.

-Metáforas audaces.

FERNANDO DE HERRERA

Debemos situarlo en la segunda mitad del siglo XVI y pertenece a la escuela sevillana. Cervantes dijo de él: “Herrera, que al Petrarca desafía”.

Representa el arquetipo de poeta culto dedicado al oficio de las letras. Era tan escrupuloso con su propia obra como con la ajena y esto le produjo más de un problema. Supone el puente entre Garcilaso y Góngora.

Poesía amorosa:

Dedicada a Dña. Leonor de Milán. En un primer momento nos encontramos en su lírica un proceso de esperanzada ilusión; luego de gozo ( cuando se cree correspondido) y , por último, un doloroso desengaño al comprobar el desvío de la dama. A pesar de su retórica, nos hallamos ente un  hondo sentimiento.

Se basa en las ideas del neoplatonismo, del amor cortés y del petrarquismo. La dama está divinizada y siempre esquiva, y la naturaleza aparece como confidente de esta relación.

A partir el desengaño amoroso, Fernando abandona esta temática para abordar la moral y religiosa.

Poesía moral y religiosa:

Propone la vuelta a la virtud y a Dios. Para expresarla recoge los tópicos horacianos del beatus ille, mediocritas aurea, el virtus, y , a todo ello, le añade la reflexión sobre la caducidad de lo humano expresado con el tópico de las ruinas.

Poesía heroica o patriótica:

Considera a España como el pueblo elegido por Dios para extender los dominios de la cristiandad.

Poesía erudita: Anotaciones a Garcilaso

Comparó los versos de Garcilaso con los grandes escritores de la época, dignificando así la lengua castellana y su literatura. Esto provocó un enfrentamiento entre la poesía castellana y la sevillana, por atreverse a juzgar la obra de Garcilaso y por la defensa del nuevo gusto artístico que lo enfrentaba al tradicional.

Estilo:

-Constante labor de pulimento.

-Escoge sintaxis latinizante y numerosos cultismos.

-Su tono suele ser enfático: apóstrofes, exclamaciones, interrogaciones retóricas…

 AMPLIACIÓN: La poesía española de la segunda mitad del siglo XVI.

Guardar

Deja un comentario

Archivado bajo APUNTES LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s