Diógenes y Alejandro Magno.


Conociendo Alejandro Magno la fama del filósofo, se acercó a conocerlo de paso hacia Corinto. Y se dice que entablaron este diálogo:

– Yo soy el rey Alejandro Magno.

– Y yo el mísero Diógenes.

– ¿No me temes? ¿Eres bueno o malo?

– Procuro ser bueno.

– Claro,pues ¿quién puede temer al bueno? Repuso Alejandro. Veo que vives en la estrechez, pídeme cuanto deseas.

– Que te apartes y no me quites el sol.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ANECDOTARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s