BERNARD SHAW


Este dramaturgo, que obtuvo el premio Nobel,  se caracterizaba por tener un mal genio y por sus ágiles e hirientes respuestas. Detestaba las reuniones de todo tipo y las eludía, sobre todo las no literarias. Un cartero una vez le mandó una carta de una seguidora insistente que le decía: “Lady X (nombre de una dama de cierto prestigio social) permanecerá en su residencia desde las 7 en adelante”. Bernard cogió una hoja y decidió responder. Cuando le llegó la correspondencia a la señora, ésta leyó: ” Bernard Shaw, también”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ANECDOTARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s